Desde Sant Climent by Arsenia

imagen-cursa

¡Hola RUNNERINGgirls!

Soy Arsenia, del grupo de Sant Climent. Puede ser que no me conozcáis ya que me uní al grupo hace poco más de un año. No bajo todos los sábados a los entrenos, ni tampoco voy a todas las cursas pero comparto todos vuestras iniciativas, ilusiones y éxitos.

El domingo también participé en mi primera media maratón. Hay momentos en que los que creo que nada de esto ha sucedido, hasta que recibo un mail de la organización de la cursa en el que me felicitan  por mi participación, y me dicen que a partir del día 20 podré descargarme el diploma, y me llega otro mail en el que me puedo descargar, previo pago, las fotos de mi llegada, y voy a mi habitación y me encuentro la medalla y pienso, ¡ostras! es real, ha sucedido, he corrido 21 kilómetros.

¡Quien me lo iba a decir hace 5 0 6 años cuando comencé sola a correr dando dos  vueltas alrededor de Atrium, para pasar el rato,  mientras mi hija hacía natación!

¡Y a mi edad!

Hoy me dolían las piernas pero no por la media sino por estar toda la mañana sentada en mi mesa de la oficina y necesitaba estirarlas. He salido un rato a correr por la montaña, necesitaba sentir esa sensación de libertad y tranquilidad que te transmite mientras pensaba en lo sucedido el domingo y en cómo me gustaría compartir mi experiencia y contar mis impresiones sin extenderme ni hacerme muy pesada, sin repetir lo que tan bien han sabido transmitir mis compañeras de carrera en sus crónicas anteriores.

He pensado en los momentos claves y únicos vividos el domingo, el viaje en tren, las bromas con el dorsal amarillo de Mary, los abrazos y ánimos que nos dimos  al separarnos en los cajones, los nervios a la salida, la alegría al pasar por la estación de Francia y encontrar a compañeras que nos animaban, encontrar a otras por el kilómetro 9, llegar a Diagonal Mar y también estaban allí, llegar a meta y lo mismo.

¿¿¿Que pasa ??? ¡¡¡Sois DIOSAS  y estáis en todas partes ¡¡¡¡¡ Qué subidones de adrenalina, madre mía….no necesitaba tomarme ningún gel porque me ibais inyectando energía para todo el recorrido.

Debo decir que del kilómetro 10 al 15 no me enteré, se me pasó rapidísimo  gracias a que mi mente estaba ocupada pensando en que tenía ganas de orinar, en si sería posible parar en el siguiente avituallamiento para poder hacer pis, en si  habría cola en la cabina de WC que instalan o en si pasaba cerca de algún parque en el que pudiera esconderme sin que nadie me viera y aliviarme y entonces fue cuando llegué al doble tramo de recorrido por la  Diagonal en el que te cruzabas con los que iban delante de ti. Empecé a mirar hacia el otro lado a ver si veía a las compañeras que habían salido delante de mí…. Y de repente,  fijo mi mirada y pienso: pero si aquella RUNNERINGgirl que veo al otro lado de  la Diagonal es Montse , ¿¿¿qué hace ahí corriendo?? Y en ese mismo instante  oigo un grito que dice animando : Venga ¡¡ Chica RUNNERINGgirl ¡¡ , miro a mi derecha y veo a Sito.  Quedo perpleja, sonrío, pongo el turbo y aprieto.  Llego al avituallamiento del kilómetro 15, paso de beber, veo la cabina del WC, sólo hay una chica esperando, es igual, paso de largo, ya no tengo pis sólo tengo ganas de encontrar a Montse.

Sigo y la veo en el lateral esperando a alguna de nosotras, la grito y de un salto ya la tengo a mi lado, preguntando como estoy, como va todo, dándome instrucciones, animándome, diciéndome lo que tengo que hacer. Aún alucino pepinillos. Le digo que no se preocupe que estoy muy bien, con mucha fuerza y que ya me veo en la meta. Me despido de ella  y me voy con una alegría tremenda, ya no hay quien me adelante hasta la meta. Y la dejo allí, esperando  a las siguientes compañeras para darles todo su apoyo, ánimo, consejo, cariño……como siempre, ya lo sabéis.

Y así, sin parar llego y cruzo la meta con el recibimiento de las compañeras y con los ojos empañados por la alegría y felicidad que sentí en ese momento.

Y todo este rollo viene a cuento de lo que os quería decir:

Somos lo que queremos, conseguimos lo que nos proponemos, eso sí, con fuerza y sudor y aunque no lo tenemos fácil, nada es imposible, por muy difícil que parezca.

Somos mujeres, esos fantásticos seres que nunca se rinden, que se esfuerzan hasta límites insospechados para conseguir sus objetivos, que con capaces de levantarse antes de que salga el sol para ir a correr, o cuando ya es de noche, cuando llueve, hace viento, frio o  calor,  que trabajan fuera y dentro de casa, que son esposas, que cuidan y juegan con sus hijos, que les ayudan en sus deberes, que igual visten unas Nike que unos zapatos de salón, que igual van con la cara lavada que maquilladas, y por esto y muchos motivos más nos merecemos ser felices y disfrutar haciendo lo que nos gusta “correr”, aunque , a veces, ni nuestra propia familia lo entienda.

  • No nos pongamos límites, dejémonos llevar.
  • Tenemos mucha suerte de poder contar las unas con las otras
  • Nunca correremos solas.

Gracias por leerme y ser como sois.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s