Viladecans – La Morella – La Sentiu by uno de los TBT

Viladecans: Domingo 6 de Agosto, 6:30 h, hemos quedado donde siempre, “La Bústia”, pero esta vez solamente estamos Manel y yo, el resto, vacaciones, salen a otra hora o lesionados (ya queda menos Valen).

Salimos dirección Sant Climent, donde a unos 2´5 kilómetros aproximadamente cogemos el GR92. Nos cae un pequeño chubasco que dura unos 10 minutos, ¡qué bien! Hoy vamos a poder correr sin mucho calor. Manel y yo más que contentos, somos como dos niños pequeños cuando empieza a llover. Seguimos nuestra ruta y a la altura de Can Amat antes de coger el sendero que nos lleva hasta Bruguers, nos vuelve a llover, ¡Ole, ole y ole! Hoy lo vamos a pasar en grande, pensé yo.

IMG_20170806_085921En Bruguers, paramos a beber, hay que ahorrar el agua que llevamos encima por si acaso se abren las nubes y aprieta el calor. Seguimos hasta el Castell d’Eramprunyà. Allí hablando, nos pasamos el GR92, pero a los 500 metros,  nos damos cuenta y retrocedemos hasta que encontramos de nuevo la señal. Sin parar de hablar (creo que a los dos nos encanta bastante, aunque también me creo que me gana por goleada) enseguida llegamos a La Morella. Digno de foto, nos paramos 5 minutillos, hago unas fotillos, que por cierto no han salido muy bien, charlamos (como no) con un chico del Prat y miro el móvil, ya que Montse y Sito no han llegado (el día anterior, habíamos quedado en este punto, ellos vendrían al revés), me comentan que harán la Casona Llarga, se han dormido.

Pues nada, vamos hacia La Sentiu, deshaciendo el camino de la Marxa del Garraf desde el primer avituallamiento (que por cierto el día de la Marcha, me encanta éste, porque te dan un Donut), que siempre que lo he hecho, ha sido de noche, así que como no paramos de hablar cual dos cotorras a las 6 de la tarde, nos metemos muy cerca del vertedero clausurado, madre mía que peste que hacía, nos da la sensación que no vamos por el camino correcto, pero seguimos un poco más.  Definitivamente nos habíamos perdido, pero decidimos seguir adelante, a ver si podemos empalmar un poco más adelante con el camino bueno. Vemos unas “Fitas”, ¡Sorpresa! Pedazo de “Avenc” que había en el suelo. Con cuidado pasamos y continuamos un poco más, ¡Oh Oh! El camino acaba ahí, al lado de un poste le la luz, a partir de ahí hay un desfiladero que creemos muy peligroso bajar recto. Así que decidimos dar la vuelta y buscar el camino bueno.

Intentamos acortar el camino, haciendo un campo a través, empieza a apretar la calor, zarzas, pinchos, y demás vegetación que nos está haciendo un buen “piling” en las piernas. ¡Por fin dimos con el camino bueno!, tan fácil como seguir las señales del PR que indica hacia “Cal Ganxo”.

Aprieta más el calor, empiezo a agobiarme un poco, ODIO el calor, le comento a Manel que vayamos más despacio, todo y que el terreno es de bajada y bastante fácil. No pasa ni 1 kilómetro que empiezo a sentir las piernas muy flojas, empiezo a caminar, recupero y seguimos trotando, pero en menos de 3 minutos, nos paramos, ¡ufff! Empiezo a sudar mucho, me empieza a doler la cabeza, definitivamente decido andar, poco a poco, no paro de beber agua. Una subida eterna, otra bajada eterna, hasta que le comento a Manel que tenemos que buscar una alternativa rápida para volver a casa, que si lo más rápido es llegar a Castelldefels y de allí coger un Bus o Taxi, pues será lo mejor.

Así que viendo que aún nos quedaban 2 subidas con sus respectivas bajadas, a la altura del desvío de “Cal Ganxo” decidimos tirar hacia Castelldefels. Empezaba a estar un poco mareado, la cabeza me ardía, sudor y más sudor, una “flojera” general. ¡ETERNO!

Por fin llegamos al Castell de Castelldefels, de ahí hacia la carretera, enseguida encontramos una fuente, donde nos refrescamos, y parecía que me empezaba a recuperar. Cogimos un Bus para volver a Viladecans, ahí sí que empezaba a ser yo.

En definitiva, 26 kilómetros en 4 horas, con un golpe de calor en toda regla.

¿Qué me gustaría transmitir a quien lo lea? A la montaña hay que ir con respeto y no creernos Superman o Superwoman. Todo y que habíamos planificado llegar de vuelta sobre las 10h, un imprevisto hizo que a las 10 h todavía estuviéramos en la montaña y encima desaparecieran las nubes, lo que hizo aparecer un sol de justicia.  La mejor decisión, para, empezar a andar y buscar otro camino alternativo. Si hubiera seguido corriendo, seguramente las consecuencias hubieran sido otras.

Espero os sirva de ayuda y consejo para vuestras salidas Traileras.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s